El BLOG de Ceiboo
Ceiboo News: La aventura de migrar de un CMS acoplado a uno desacoplado

En un CMS tradicional o acoplado (WordPress), la arquitectura enlaza estrechamente el backend con el frontend. La arquitectura de CMS desacoplada (Ceiboo News) separa, o desacopla, la administración de backend y frontend de un sitio web en dos sistemas diferentes.

Arquitectura CMS desacoplada

La arquitectura de CMS desacoplada como Ceiboo News separa, o desacopla, la administración de backend y frontend de un sitio web en dos sistemas diferentes: uno para la creación y almacenamiento de contenido, y otro sistema, uno o más, son responsables de consumir esos datos y presentarlos al usuario a través de algunos interfaz. 

En un CMS desacoplado, estos dos sistemas se alojan por separado. Una vez que el contenido se crea y edita en el backend, este enfoque independiente del frontend aprovecha los servicios web y las API flexibles y rápidos para entregar el contenido en bruto a cualquier diseño de frontend en cualquier dispositivo o canal.

La vieja arquitectura acoplada

En un CMS tradicional o acoplado (como WordPress en su sitio), la arquitectura enlaza estrechamente el backend con el frontend. El contenido se crea, gestiona y almacena, junto con todos los activos digitales, en el backend del sitio. El backend es también donde se almacenan las aplicaciones de diseño y personalización de sitios web. Este backend y base de datos de administración de contenido están enlazados dentro del mismo sistema que entrega y presenta contenido a los dispositivos y usuarios finales (frontend).

Entonces, con un CMS tradicional, sus editores escriben y publican en el backend del mismo sistema que los visitantes de su sitio web están viendo. Las plataformas de blogs, como WordPress, Squarespace y Wix, son ejemplos de la arquitectura tradicional de CMS

Porque es mejor para un medio digital la arquitectura desacoplada?

Las arquitecturas de CMS tradicionales son ideales para blogs, sitios personales y sitios web de empresas muy básicos. Debido a que todo está todo junto, es fácil desarrollar, administrar y publicar contenido basado en texto rápidamente. El diseño también se simplifica dentro de una plataforma de CMS tradicional, con temas y plantillas incorporados y una interfaz que se puede editar y personalizar según sea necesario.

Pero mientras que la arquitectura tradicional es ideal para sitios más simples, no es ideal para aquellos que son más complejos. Un CMS tradicional restringe el tipo de contenido (es decir, video, audio e imágenes avanzadas) que los editores pueden publicar y dónde puede aparecer ese contenido. Dado que el front-end y el back-end están bloqueados entre sí, el marco de programación se puede limitar rápidamente y para los desarrolladores esto significa que la personalización es más lenta y menos ágil. La interdependencia de front-end y back-end también se traduce en más tiempo y dinero requerido para el mantenimiento y las mejoras.